• NUESTRA VISITA A LA CIUDAD DE ERKS - ONGAMIRA

    07 noviembre 2019 ONGAMIRA - Puerta de entrada a ERKS

    Cuando en esa fecha me conecté a esta puerta, se presentaron ante ésta tres Guardianes, seres de luz de la 7ª dimensión.

    19 diciembre 2019

    Ese día fuimos varias personas a este lugar en Ongamira, nos conectamos con su energía y sentí ir hasta esta puerta, allí coloqué mis manos, pedí permiso y saludé, di tres golpes en el suelo con mi pie derecho y se presentaron los Guardianes.

    Somos los 3 Guardianes de esta puerta que da a ERKS, somos SERIOM, AMIEL Y ORTON, Guardianes de séptima dimensión.

    Os hemos dado permiso para interactuar con nosotros y desde la pureza de vuestros corazones podéis acompañarnos hasta el interior. No podemos abrirles la puerta a nivel físico pero si entraréis desde sus corazones.

    Veo un túnel cavado en la tierra en las rocas, no está alumbrado pero está iluminado, si observas a los lados ves oscuridad, pero si miras hacia adelante ves que se ilumina.

    Seguimos caminando hacia adelante por ese túnel que ahora se ensancha y llegamos al frente de unas grandes puertas adornadas con columnas de arriba abajo se abren las puertas y de ahí sale una luz azul.


    Esas puertas dan a un salón inmenso, no tiene fin, tanto a lo largo como a lo ancho, todo brilla como si tuviera espejos. Es una luz azul refulgente, hay muchísimas más columnas en anchura y altura y detrás de cada columna sale una sacerdotisa y vienen a nuestro encuentro.

    Nos saludan, nos dan la bienvenida y nos agasajan con una especie de collares parecidos a los collares hawaianos, pero no son iguales, no sé si son piedras, tienen multicolores y formas diferentes.

    Esos collares son limpiadores. Mientras los tenemos puestos van limpiando nuestros cuerpos etéricos.

    Seguimos de pie, miro hacia arriba pero no se ve techo alguno, es como una especie de sol iluminándolo todo en ese color. Continuamos de pie mientras esos collares nos hacen limpiezas.

    Las sacerdotisas se han colocado a nuestro alrededor formando un círculo, los tres Guardianes están enfrente nuestro, hacen gestos, maniobras frente a nosotros como si estuviesen activando algo...es una purificación.

    De repente estos collares comienzan a transformarse y en esa transformación nos van cubriendo con vestidos blancos con cenefa doradas y una tiara encima cubriendo toda la cabeza.

    Dicen que estamos listas y preparadas.

    Las sacerdotisas salen del círculo y se ponen como especie de una comitiva para comenzar a caminar, los Guardianes van tras de nosotras, seguimos avanzando.

    El salón es inmenso, dicen que es la antesala, parece que no tiene fin. Continuamos caminando y llegamos a una gran puerta, en esa puerta las sacerdotisas forman una figura como media luna y abren esa puerta.

    La luz que destella de ese lugar nos deslumbra y ante nosotros se abre como una gran ciudad. No hay edificios, hay mucha gente, con vestidos coloridos que van y vienen y hay mucho movimiento.

    A medida que avanzamos hacia delante aparece un gran monumento de mármol blanco, tiene esferas grandes sólidas, parece una escultura galáctica, compuesta de esferas, cilindros, conos, colocados en un grandioso diseño, representa el centro neurálgico de un cónclave.

    De ahí sale una luz dorada que no tiene fin. Pareciese que fuese la entrada del espacio (no de naves) como si arriba hubiese un piso superior donde van las naves y ellos bajan a través de esa luz. 

    Cuando hay que realizar tomas de decisiones, el monumento se convierte en el centro de neurálgico todo y emergen bancos de mármol desde abajo y allí se reúnen diferentes seres galácticos y se establecen los acuerdos con consenso.


    Hasta aquí nos permiten ver. Nos volverán a invitar cuando nuestro nivel emocional esté acorde con la sintonía que nos van a mostrar.

    Damos las gracias, inclinamos la cabeza en señal de respeto y regresamos con las sacerdotisas. Los Guardianes sellan todo. Al caminar, la puerta se abre y se cierra tras de nosotras con un gran estruendo.

    Seguimos avanzando y antes de llegar a la puerta de entrada, las sacerdotisas recogen nuestras ropas y collares. Le damos las gracias y nos sonríen. Sus rostros son dulces y bellísimas.

    Se respira un aire de solemnidad, amor, de grandiosidad y mucho respeto.

    Ellas se retiran por esas columnas y los Guardianes pasan adelante nuestro para acompañarnos hacia afuera.

    Yo me giro hacia atrás y todo desapareció. Seguimos recorriendo el túnel iluminado y al caminar giro mi cabeza y solo veo oscuridad, seguimos y al llegar a la entrada de la roca parece que se gira en sí misma.

    Los Guardianes nos despiden, inclinamos la cabeza con mucho amor.

    Fue un privilegio que obtuvimos para entrar y automáticamente se cierra la puerta.

    Con amor 

    LUZ Peña - C. NANMURA y el EQUIPO ASZ




  • 5 comentarios:

    Recupera tu bienestar, la tranquilidad y la armonía

    - Si quieres solicitar una consulta presencial o a distancia, tratar cualquier tipo de enfermedad física o psíquica, de manera natural y a través de una sanación alternativa, sin tratamientos invasivos, ni contraindicaciones.
    - Si quieres realizar cualquiera de mis Talleres o Sanaciones.
    - Si posees un Centro y tienes interés en que imparta contigo alguno de los Talleres y Sanaciones que realizo.
    - Puedes escribirme o llamar para pedir cita o información a:

    DIRECCIÓN

    Tenerife, Islas Canarias, España

    TELEFONO y WHATSAPP

    +34 644 24 59 49

    SKYPE

    chakliux